Celebraciones con vino: en Navidad el vino cobra especial protagonismo

Uno de los mejores momentos de las Navidades es cuando llega la hora de agasajar a la familia y a los amigos más cercanos en torno a una mesa para disfrutar de los mejores bocados y de los mejores tragos. Así, la gastronomía, el vino y las Navidades van cogidos de la mano y son componentes fundamentales para deleitar el paladar rodeado de los seres queridos. Entrañables celebraciones con un buen vino, que realce el sabor de las variadas y suculentas comidas navideñas.

Cultura vinícola

En España, la cultura del vino es ancestral. En épocas pretéritas, ya los griegos elegían tierras cercanas a Ampurias para plantar viñedos. Y es que, indudablemente, el vino siempre ha estado presente en la dieta española.

En un excelente vino se puede resumir una cultura, y España es una tierra con grandes vinos. Este país guarda un auténtico tesoro enológico, difundido a lo largo de los siglos de generación en generación. Se puede afirmar que el vino es la bebida más “amable” y supone un paso relevante en la distinción humana, ya que se trata de una bebida que no está destinada a eliminar la sed, sino a degustarla con deleite.

No cabe duda de que se trata de un elemento imprescindible en la cultura española. Una verdadera fuente de sensaciones y, en las fiestas con vino, este cobra especial protagonismo regando las gargantas de los comensales, los cuales disfrutan de su amplia variedad de matices y singularidades.

Así pues, España es un país donde se tiene la fortuna de disfrutar del potencial sensorial de los vinos blancos, de la complejidad de matices e intensidades de los vinos tintos… En definitiva, de excelentes productos vinícolas que se pueden degustar en las diferentes rutas enológicas que brindan las distintas comarcas españolas.

 

Selección de vinos para el menú navideño

  • Para los aperitivos, nada mejor que la elección de un vino blanco, puesto que acompaña de manera perfecta a las aceitunas, canapés, jamón, mariscos, etc. Se puede combinar también con un buen cava.
  • Para acompañar los platos principales, es fundamental escoger un vino que acentúe el sabor de los alimentos. Un buen Rioja cumple perfectamente esta labor, puesto que armoniza maravillosamente con las recetas de carnes, ya sean rojas o de caza. Alguna variedad de Ribera del Duero también es una perfecta elección.
  • En Navidad no faltan los deliciosos turrones y dulces caseros y un maridaje ideal es un buen vino moscatel. Un buen vino dulce puede ser un estupendo broche de oro para el final de la cena.

 

A modo de conclusión, cabe señalar que hay que contribuir a que los jóvenes conozcan las bondades saludables del consumo moderado del vino, de tal modo que se acerquen a la enología y a la rica cultura vinícola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2013-2014. Vino tinto, blanco y rosado: tu trío infernal. Un blog sobre vinos, uvas y todo lo relacionado con la viticultura.