Beneficios de la uva blanca para la salud

Las uvas se recolectan en otoño, cuando el frío empieza a arreciar. De la uva blanca se extrae un zumo que, sin fermentar, se denomina mosto. Ya fermentado, se obtiene el vino. No sin razón, la sabiduría popular siempre ha unido como inseparables el vino y la salud. Esto es por las propiedades saludables de la uva. Los beneficios de las uvas son muchos y variados. Inciden en la salud interna del organismo y en la externa, pues se utilizan también en cosmética y en tratamientos destinados a cuidados personales como los de la denominada vinoterapia.

Beneficios de la uva blanca

  • Ayudan al buen funcionamiento cardiovascular al contener sustancias antioxidantes, también presentes en la uva blanca y el vino obtenido de ella, no solo en la negra. Previenen, por tanto, los problemas cardiacos y la arteriosclerosis, pues incrementan el óxido nítrico de la sangre logrando un efecto vasodilatador. Del mismo
    modo, evitan la formación de coágulos. Los antioxidantes también contribuyen a retardar el envejecimiento celular.
  • Hidratan el organismo pues el agua ocupa gran parte de su volumen, como ocurre con la mayoría de frutas y verduras.
  • Favorecen el tránsito intestinal. Su piel y sus pepitas tienen abundante fibra concretamente, el 1 % con efecto laxante que previene el cáncer de colon. Del mismo modo, ayudan a restablecer la flora intestinal.
  • Las uvas blancas son diuréticas y desintoxicantes. Ayudan al buen funcionamiento del riñón y del hígado en su producción de bilis. También contribuyen en la eliminación del ácido úrico, por lo que su consumo es recomendable para las personas que sufren gota o problemas de artritis.
  • Contribuyen a prevenir el cáncer por su contenido rico en flavonoides.
  • Previenen la osteoporosis por su contenido en calcio y boro. Su consumo es beneficioso, por tanto, para las mujeres que se encuentran en la menopausia y para las embarazadas.
  • Contribuyen a mantener una alimentación completa y variada. Son una fuente de minerales. En las uvas blancas destaca el magnesio en las negras, el potasio, el hierro, fósforo, calcio, manganeso y cobre. Puede encontrarse también la vitamina A en su composición, así como el ácido fólico y, en menor proporción, las vitaminas B1, B2, B3, B6 y C.
  • Tonifican y revitalizan gracias a los azúcares de su composición. Proporcionan energía al organismo en estados de anemia, agotamiento, esfuerzo excesivo realizado en deportes o gimnasia, etc. No obstante, por su gran contenido en glucosa y fructosa, no son recomendables para los diabéticos.
  • Se utilizan también para elaborar cosméticos para el cuidado de la piel, y en vinoterapia.

Como conclusión se puede afirmar que el consumo de uva blanca, tanto en fruto como en mosto o vino, aporta
infinidad de beneficios para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2013-2014. Vino tinto, blanco y rosado: tu trío infernal. Un blog sobre vinos, uvas y todo lo relacionado con la viticultura.